Tratamientos de medicina estética en Clínica Camelias

Rejuvenecimiento facial integral

Los signos de envejecimiento son comunes a todos los seres humanos, pero cada uno tiene una secuencia particular, por lo que el estudio de cada paciente es fundamental para realizar un tratamiento acorde a las necesidades de cada persona. Todos los tejidos del rostro envejecerán a su manera, a saber, la piel, el tejido graso, los músculos y los huesos. A cada uno le daremos el trato necesario para revertir los signos de envejecimiento.

En la piel se usarán los estimuladores de colágeno para densificarla. Entre ellos está el ácido hialurónico, la hidroxiapatita de calcio y el ácido poliláctico. Para tensarla usamos los hilos tensores, realizando un mallado de sujeción siguiendo un diseño establecido para las características particulares de la piel y anatómicas del paciente.

La grasa se encuentra fundamentalmente distribuida en compartimentos grasos, los cuales envejecen en determinada secuencia, algunos disminuyendo y otros aumentando su volumen. Para revertir esos cambios se recupera el soporte facial con la técnica de revoluminización en 3D. La técnica es sencilla con microcánulas, que no agreden el tejido y reducen la producción de hematomas.

Los músculos de la mímica son los responsables de las arrugas de expresión en la piel. La modulación de los mismos se realiza con toxina botulínica, de la que hablaremos en otro apartado. Pero lo importante es entender nuestro concepto, que es el de atenuar ese movimiento dejando una expresión natural y dando frescura juvenil al rostro. La técnica es sencilla, pero precisa, y debe ser aplicada por un profesional experto.

Por último queda el tejido óseo, en el cual poco podemos incidir, ya que su evolución es el de disminuir de tamaño, pero podemos inyectar productos de alta densidad adyacentes a él que simularán la no perdida del mismo. Por ejemplo, esta técnica es usada para refrescar el ángulo de la mandíbula, que en la juventud se ve prominente y con el paso del tiempo se aplana considerablemente.

Te ayudamos a recuperar el brillo de tu rostro

Te ayudamos a recuperar el brillo de tu rostro

La cuestión clave del envejecimiento es la ralentización de las funciones de nuestras células y si hemos tomado mucho el sol, eso se acelera, por lo que los mecanismos de reparación no son tan eficaces como lo eran en la juventud. A ello se debe el aspecto menos lucido, las manchas y la flacidez de la piel.

La medicina estética se preocupa de estimular esas funciones potenciando la regeneración de la piel, utilizando peelings y aportando hidratación con ácido hialurónico, combinado con antioxidantes, vitaminas, oligoelementos, aminoácidos, coenzimas y más sustancias beneficiosas para tal fin, con la técnica milenaria que es la mesoterapia o con la infiltración de nuevos productos de ácido hialurónico combinados con otros estimuladores de colágeno.

También se tratan de esta manera las manchas pigmentadas, dejando una piel luminosa, limpia y más joven.

Nunca olvides tu cuello y escote... ¡Hay que tratarlos conjuntamente con tu rostro!

Bienestar íntimo

Tratamiento de hidratación vulvo-vaginal

La búsqueda del bienestar íntimo supone una verdadera revolución sexual, para que la mujer disfrute plenamente.

La hidratación vulvo-vaginal trata problemas íntimos como:

  • Sequedad
  • Irritación causante de picor
  • Incomodidad y/o dolor en el coito
  • Sensación de tirantez
  • Repetidas infecciones en la zona
  • Liquen vulvar
  • Sind. Sjogren, etc.

Es un tratamiento íntimo mínimamente invasivo en el que se infiltra ácido hialurónico reticulado vía intradérmica en la zona vaginal. El objetivo del tratamiento de hidratación vulvo-vaginal es bioestimular e hidratar de nuevo las capas superficiales, tanto de la piel como de la mucosa vaginal, devolviendo la elasticidad y consiguiendo un rejuvenecimiento completo de la zona.

Estos problemas afectan a un buen número de mujeres en el primer año post-parto, por los cambios bruscos hormonales y alrededor de un 50% de mujeres en la etapa de la menopausia, como consecuencia de la menor cantidad de estrógenos en el organismo femenino durante dicha etapa.

Por otro lado, la sequedad vaginal o atrofia vulvo-vaginal también puede ser causada por fármacos como el Tamoxifeno (complementario al tratamiento del cáncer de mama), algunos anticonceptivos de baja dosis, la isotretinoína (usada para tratar el acné severo) y algunos antidepresivos.

En cuanto a las infecciones, al aumentar los labios mayores, estos protegen de nuevo la zona interna evitando que se produzca vaginitis o infecciones urinarias a repetición.

El tratamiento se realiza en consulta y no requiere hospitalización. El proceso comienza con la aplicación de anestesia en crema tópica o local, lo cual hace que sea un tratamiento totalmente indoloro. Las zonas donde se puede aplicar el tratamiento son los labios mayores, la entrada de la vagina y, por ende, la mucosa vaginal (máx. 2 cm).

El tratamiento de hidratación vulvo-vaginal con ácido hialurónico reticulado requiere al menos una sesión anual, que puede durar aproximadamente 30 minutos. La paciente comenzará a observar los resultados del tratamiento a partir del primer mes, los máximos resultados a los 3 meses del tratamiento, manteniéndose entorno a los 9-12 meses.

El tratamiento es efectivo, seguro y avalado científicamente. Se dirige sobre todo a mujeres de cualquier edad que tengan sequedad vaginal, molestias en sus relaciones sexuales o infecciones vaginales repetidas.

Mesoterapia

La mesoterapia es una técnica que consiste en la multipunción con aguja dejando pequeñas cantidades de líquido, o gel fluido, en la capa profunda de la piel, consiguiendo la potenciación y prolongación en el tiempo, del efecto de la sustancia administrada. El producto elegido dependerá de lo que se quiera tratar o potenciar. De esta manera, este método se utiliza tanto para el rejuvenecimiento de la piel, como para tratar la celulitis, los acúmulos grasos, o patologías de piel y del cuero cabelludo, como la alopecia. También es usada en otras especialidades como en traumatología, en trastornos vasculares, etc.

En medicina estética la usamos para la flacidez y la “piel apagada” utilizando los cócteles de vitaminas, para estimular a las células dérmicas responsables de la producción de fibras de colágeno, elastina, ácido hialurónico, etc., dando juventud a la piel.

Realizamos tratamientos con plasma rico en plaquetas y otros nutrientes para algunos tipos de alopecia o para cuando se realizan los trasplantes capilares. A nivel corporal, se combinan otras sustancias para la celulitis, siendo ésta una patología multifactorial y también se tratan los discretos acúmulos grasos, por ejemplo, en abdomen o en las “cartucheras”, que tanto disgustan.

En suma, se puede aplicar esta técnica milenaria en infinidad de tratamientos en todo el cuerpo, eligiendo con conocimiento, lo que necesita cada paciente en cada rincón de su anatomía.

Otros tratamientos de medicina estética en Clínica Camelias

  • Botox y vitaminas
  • Peelings médicos
  • Tratamietos de flacidez con regeneradores de colágeno
  • Tratamiento de ojeras
  • Remodelación nasal sin cirugía
  • Rejuvenecimiento perioral (código de barras)
  • Aumento de labios
  • Rejuvenecimiento de manos
  • Nutrición

¿Notas algún tipo de dolencia? ¿Tienes alguna duda?

En Clínica Camelias nos ponemos a tu disposición para el diagnóstico y tratamiento de cualquier patología o trastorno, así como para solventar cualquier tipo de duda o cuestión. Nos encargamos de cuidar a la mujer en todas las etapas de su vida.