Noticias y novedades

Temas

Parto prematuro: causas y síntomas

06/08/2020 · Novedades

El número de nacimientos pretérmino en España ha aumentado un 36% entre 1996 y 2013

Cada año nacen en España 28.000 bebés de forma prematura, esto es, entre las semanas 22 y 37 de gestación, lo que representa uno de cada 13 alumbramientos.

Cuanto más prematuro es el bebé, menos posibilidades existen de que sobreviva y, en caso de conseguirlo, tendrá más riesgo de sufrir parálisis cerebral, problemas neurológicos, respiratorios y digestivos, pérdidas de visión y audición, retraso en el desarrollo y dificultades de aprendizaje y conducta.

¿Qué causas se esconden detrás?

Entre el 5% y el 10% de las embarazadas tienen un parto pretérmino. En la mitad de los casos no es posible determinar las causas, no obstante, hay ciertos factores que favorecen la prematuridad:

  • Salud de la madre: hipertensión, infección urinaria, vaginal o sistémica, obesidad, anemia severa, alteraciones tiroideas, etc.
  • Someterse a técnicas de reproducción asistida
  • Haber sufrido un parto prematuro en embarazos previos
  • Embarazo múltiple
  • Sangrado durante el primer trimestre
  • Diabetes gestacional
  • Edad de la madre (menor de 18 años o mayor de 35)
  • Alteraciones en el útero, como hemorragias, el desprendimiento de la placenta o placenta previa
  • Rotura prematura de las membranas amnióticas

Hay otras cuestiones que pueden incrementar el riesgo de sufrir un parto pretérmino relativas a los hábitos o estado de la madre, como el estrés, la depresión, el consumo de tabaco, alcohol o drogas y la práctica excesiva de ejercicio.

¿Existen señales de alarma?

Algunos síntomas son propios de un embarazo normal, sin embargo, si notamos algunos de los indicados a continuación, es preciso acudir al médico de inmediato:

  • Contracciones uterinas que se repiten rítmicamente, con una intensidad creciente y dolorosas.
  • Rotura de la bolsa de aguas
  • Hemorragia vaginal
  • Sensación de presión en el pubis, como si el niño empujase
  • Dolor en la zona lumbar
  • Cólicos abdominales (con o sin ganas de vomitar)
  • Dolor en el abdomen (con o sin diarrea)
  • Aumento de las secreciones vaginales de color pardo o sanguinolento

En Clínica Camelias realizamos un seguimiento exhaustivo de tu embarazo , con ecografía en cada visita para poder enseñarte el desarrollo y evolución de tu bebé. Pide cita, escucharemos tus dudas y puedes consultarnos vía telefónica cuando lo necesites.

¡Compártelo!