Noticias y novedades

Temas

¿Sabes qué es el efecto Michael Jackson?

06/08/2020 · Novedades

Uno de los resultados más temidos por los profesionales de Medicina Estética y cirujanos plásticos es el conocido como "efecto Michael Jackson". Este suele ser noticia cuando salta a la opinión pública la imagen de un personaje público o un famoso cuyo rostro ha quedado desfigurado por una serie de desafortunados retoques estéticos, sea por reiteradas operaciones o mala praxis.

Pensemos, por ejemplo, en los cambios estéticos tan sonados de Renée Zellweger, Donatella Versace, Sylvester Stallone o Miky Rourke. Cabe señalar que estos casos son aislados, sin embargo, muchos pacientes que desean realizarse un tratamiento estético no pueden evitar asociar este procedimiento con el rostro desfigurado de estas celebrities.

Algunos consideran, erróneamente, que los cuidados estéticos son un engaño en el mejor de los casos y completamente contraproducentes la mayoría de las veces. Este mensaje se refuerza con comentarios e imágenes distorsionadas que circulan por la Red. Pero nada más lejos de la realidad: cada año se realizan cientos de miles de tratamientos estéticos y en la mayoría de los casos, se consigue un aspecto natural.

Resultados aislados

Es inevitable que no haya ningún "Michael Jackson" que ponga en duda la labor profesional de los médicos estéticos pero este resultado aislado no puede perjudicar la labor profesional de la mayoría de los doctores que, cada día, invierten su tiempo y energía en ayudar, mejorar y hacer felices a sus pacientes.

Está en los propios médicos esforzarse al máximo para cuidar su reputación y rigor, ya que su buen hacer es primordial en una sociedad cada vez más crítica y exigente. El trabajo bien hecho es su única garantía.

Si estás decidido a realizar un cambio de imagen, en el equipo médico de Clínica Camelias contamos con la Dra. Beatriz Puig, cuya profesionalidad está avalada por casi 20 años dedicados a la Medicina Estética. Puedes pedir cita, aquí o en el 986 238 487.

¡Compártelo!